Tipos de cerveza, artesanal o no

La cerveza artesanal es una delicia histórica que nos viene acompañando desde antiguo, desde que aquellos listos egipcios chocaran las primeras jarras de cerveza. Sobra decir, claro, que aquel primer jugo a base de cebada era elaborado de modo artesanal, con la abnegación y reducido volumen de producción que este tipo de elaboración implica.

Los siglos han pasado pero las cosas no han cambiado demasiado. Hoy en día seguimos pudiendo disfrutar de cerveza artesanal, elaborada con mimo y permitiendo fórmulas personalizadas que no podemos encontrar en la cerveza elaborada industrialmente y en grandes cantidades. La cerveza artesanal siempre ha tenido (y tendrá) un punto especial que la hace única, el ingrediente de poder sorprendernos con una cerveza con toque de cereza por ejemplo. O ese sabor tan típico de la artesanal, más limpio y más puro, más contrastado en el paladar y haciendo realmente chispeante eso de darle un trago a una birra.

Craft_Brewery

Sea como sea hay algo básico. Existen varios tipos de cerveza y eso determina su sabor. Ya se trate de una elaboración artesanal o de una industrial, hay pasos de producción que tanto en lo uno como en lo otro marcan mucho la huella del sabor que va a adquirir esa cerveza una vez finalice el proceso de elaboración. Vamos con los principales tipos de cerveza, pues:

  1. Cervezas de baja fermentación

Se caracterizan por tener un color claro, de ahí que se las llame “rubias”. Lo que las distingue, a nivel de fórmula, es que se elaboran a partir de malta clara y, punto importante, con levaduras que actúan a baja temperatura. ¿Y qué es “baja temperatura”? Pues una levadura que hace de las suyas entre los 6ºC y los 10ºC. Geográficamente, ¿hay algo relevante? Pues sí, no tanto en la procedencia de los ingredientes sino en el predominio que este tipo de cerveza tiene concretamente en Bélgica: el 75% de las cervezas de origen belga son de baja fermentación. En general las cervezas de baja fermentación son las más consumidas en el mundo y algunas de las marcas cerveceras que se inscriben en esta tipología son la Pilsner, la Vienna, la Export o la Lager.

  1. Cervezas de alta fermentación

La lógica ya lo indica. Por contraste con las cervezas de baja fermentación, las de alta fermentación tienen un color más oscuro, ya que se elaboran con maltas más oscuras. El método es diferente, también. Las cervezas de alta fermentación se elaboran mediante infusión, frente a la decocción de las cervezas de baja fermentación. Pero centrándonos sólo en las cervezas de alta fermentación, ¿qué ocurre con sus levaduras? Pues actúan a temperaturas elevadas, entre los 14ºC y los 20ºC. El tiempo de fermentación es de 5 días como máximo. Y no nos olvidemos los ejemplos. Buenos representantes de la cerveza de alta fermentación son los botellines con los nombres Ales, Trapenses, Abadía o Weizenbier.

  1. Cervezas especiales

Dar una explicación de ellas no tiene mucha dificultad: se trata de cervezas que en su fórmula cuentan con una mayor cantidad de lúpulo o de alcohol. Su receta o resultado es “especial”, pues.

  1. Cervezas espontáneas

Nuevamente Bélgica vuelve a ser tierra de referencia, ya que es en Bélgica y alrededores donde se elabora la cerveza espontánea. ¿Qué tiene de “espontáneo”? Pues que no es la más o menos predecible levadura la que produce la catarsis. El elemento encargado de fermentar los ingredientes es el microambiente de las microcervecerías donde se elabora la cerveza espontánea. Al contacto con el aire, todo cambia. Otro elemento diferencial, que marca la diferencia, es el uso de trigo de candeal, ingrediente que no se usa en los otros tipos de cerveza. Además algunos tipos de cerveza espontánea fermentan después de que se añada fruta a la receta, dando lugar a cervezas con personalidad propia.

Category: Regalos curiosos
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.You can leave a response, or trackback from your own site.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>