Hogar, nuevo hogar

Estrenar una casa es a menudo una de las cosas que más ilusión pueden hacernos. Porque implica evolucionar, indica que se deja algo atrás para fijar un punto de partida nuevo y llegar a destinos nuevos. Sin olvidarnos de una cosa primaria pero totalmente real: estrenar algo, sea lo que sea, siempre hace ilusión.

Por eso la ilusión es doble o triple o cuádruple cuando se trata de estrenar algo tan grandioso y significativo como un hogar nuevo. No hace falta que sea de propiedad, por supuesto. De hecho hay países como Alemania donde está muy arraigada la cultura del alquiler y raramente es un objetivo vital llegar a ser propietario/a de una casa o un piso. La cuestión es que abrir la puerta de un inmueble nuevo es un paso importante.

Por supuesto la tarea de adecuarlo a los gustos y necesidades del nuevo propietario es una tarea compleja. No porque sea extremadamente complicado trasladar muebles, comprar algunos nuevos, ir a superficies comerciales de decoración y cargar el carro como si no hubiera un mañana… sino porque luego todo eso hay que colocarlo, con sus soportes y el uso del taladro a menudo. O sea que va a ser una gran y satisfactoria gesta, pero primero hay que hacerla. Por esta razón es muy útil que amigos o familiares echen una mano al nuevo inquilino. Se agradece y mucho. Y aparte de aportar fuerza física y moral (que a veces puede flaquear frente a la lista de cosas que aún quedan por hacer) lo mejor es que estos colegas de mudanza pueden aportar detalles muy especiales. Es decir, una de las mejores cosas de estrenar casa (aparte de lo obvio) son los pequeños regalos que ellos y ellas pueden hacer, para hacer que esa casa sea especial y el propietario se sienta realmente a gusto en el nuevo hogar. Aquí van un par de detalles, originales sin duda, que encontrarás en catálogos online de decoración como http://www.diezxdiez.es/:

Visto esto casi cogen más ganas de entrar en el nuevo hogar. A juzgar por la entrada… diríase que dentro esperan más sorpresas. La cuestión no está en rizar el rizo de la originalidad sino en adquirir (o que se regalen) objetos que den a la casa un toque de personalidad, que se adecuen al carácter del propietario/a e inviten de verdad a disfrutar de las posibilidades del hogar. Además con catálogos online como el de DIEZxDIEZ tareas como planificar la compra de muebles o ropa del hogar se convierten en algo más fácil que no necesita hacerse precipitadamente en el furor de las compras. Así que a disfrutar y a decir eso de “hogar, dulce hogar”.

Category: Regalos
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.You can leave a response, or trackback from your own site.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>