El placer de un buen vino

El vino es un gran producto de la tierra. Desde el Mediterráneo a Napa Valley, California, los viñedos forman parte de la cultura gastronómica del lugar. No en vano las Denominaciones de Origen son algo muy valorado, pues diferencian a un vino cualquiera de uno de gran calidad.

Un caldo tiene muchos matices que lo diferencian de otro y hay cantidad de factores que influyen en la obtención de un vino de esos para quitarse el sombrero o, mejor, de rellenar la copa. La cantidad de precipitaciones caídas ese año, la temperatura, el tipo de suelo, el nivel de azúcar que adquiera la uva… todo juega un papel. Y una vez servido en la copa, el vino despliega muchos más detalles. No siempre es fácil apreciarlos todos, especialmente si se es neófito en esto de las degustaciones, así que lo que hace falta es entrenar la nariz y el paladar para poder apreciar la calidad de los buenos caldos. Existen cursos de cata de vinos o, algo más accesible, tutoriales en Internet como éste:

 

La cultura popular es sabia y por eso ha reflexionado sobre el vino con refranes como el siguiente: «Aceite y vino, bálsamo divino». Y tal dicho no está desapegado de la realidad. Los chefs de alta cocina reconocen ampliamente cómo de importante es seleccionar un buen aceite o un buen vino, o los dos a la vez, para elaborar una gran receta. De hecho una de las gastronomías más valoradas a nivel internacional, la francesa, tiene una receta emblemática basada enteramente en el vino: el coq au vin o pollo al vino. Y es que el vino, solo o acompañando a otros elementos, es una gran victoria para el paladar.

A la hora de degustar el vino en casa es importante hacerse con buenos caldos, por supuesto, pero igual de importante es conservarlos en las condiciones más adecuadas. No es porque sí que las bodegas velan tanto por las condiciones de humedad y luz en las que los vinos envejecen. Trasladando ese mimo al hogar, un elemento muy preciado son las vinotecas. Son el espacio perfecto para dejar reposar un buen caldo hasta que llegue la ocasión adecuada para degustarlo y son más baratas de lo que a priori pudiera parecer. En catálogos de electrodomésticos online como kitchenit.com vas a poder mirar precios y características y decidir qué vinoteca es la más adecuada para tu hogar.

Baco dios del vino

Baco, dios del vino

Porque difícilmente tendrás espacio como para albergar una bodega del tamaño de las de Napa Valley. Pero con una vinoteca ya no tienes excusa para no dedicar al vino ese culto que se merece. De hecho los romanos tenían un dios del vino, Baco, y le rendían verdadero culto con grandes fiestas de frenesí y alcohol, las bacanales.

Quizás no hace falta llegar tan lejos pero el caso es que una copa de buen vino puede ser algo delicioso. Y la vinoteca bien puede ser el altar de tus botellas más sagradas.

Fuente: KITCHENiT.com

Category: Consejos
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.You can leave a response, or trackback from your own site.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>