El cobre es el rey de los cables  

Si nos pusiéramos a desmontar algún sistema eléctrico o a rebuscar en las entrañas de maquinaria industrial o de electrodomésticos de casa, nos daríamos cuenta de que la mayoría de los cables que encontramos están fabricados con un mismo material: el cobre.

El cobre es uno de los materiales favoritos para fabricar cables de todo tipo; de hecho, no es extraño ver en las noticias que se han producido robos masivos de cables de cobre en obras privadas o públicas. Hay bandas organizadas especializadas en el robo de este material, que tiene un valor que trasciende lo puramente económico.

cable cobre rey

Los cables de cobre son los favoritos en cuanto a sistemas eléctricos se refiere, una preferencia que se explica por la alta conductividad eléctrica de este material. La alta conductividad permite que el calor se transporte sin un calentamiento excesivo del material.

Este tipo de cables son básicos y se fabrican muchos tipos distintos destinados a diferentes usos, como tendidos eléctricos, cables submarinos o cables para usos domésticos o como parte de alguna máquina o electrodoméstico. Otro material muy utilizado a la hora de fabricar cables es el hierro. En cuanto al revestimiento que protege el cable y lo aísla del exterior, el PVC es sin duda el material más popular. Es un material con grandes cualidades aislantes, resistente y con un precio muy competitivo.

Los cables fabricados con estos metales son actualmente los tipos de cables más populares, tanto para usos domésticos o residenciales como para usos industriales y comerciales. Una de las características más valoradas del cobre y que no se encuentran habitualmente en otros tipos de metales es que es un material muy flexible y son muy resistentes al calor, por lo que tienen una vida útil muy larga. La durabilidad y la maleabilidad de este metal hace que sea posible darle prácticamente cualquier forma. Además, el cobre soporta muy bien los cambios de temperaturas extremos.

El cobre trenzado se utiliza habitualmente en instalaciones eléctricas, acumuladores y en cocinas, hornos y estufas eléctricas. Este tipo de cable es de una gran calidad, ya que se fabrica con un tipo de cobre muy flexible que se trenza en diferentes hebras. Las tiras de cobre se suelen utilizar en máquinas automáticas para mejorar la producción y para reducir el gasto de electricidad; además, son muy resistentes a la corrosión.

Como veis, el cobre se ha ganado a pulso ser el rey de los cables.

Fuente: Cabledreams

Category: Consejos
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.You can leave a response, or trackback from your own site.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>