Consejos para comprar el mejor coche RC

Los coches RC pueden ser un hobby perfecto para personas de todas las edades, jóvenes y mayores. Es uno de esos hobbies que nunca envejece; nuestros padres jugaban con ellos y nosotros seguimos haciéndolo (o lo hemos hecho en algún momento de nuestras vidas). Con la edad tendimos a dejar de lado los entretenimientos de la infancia, hasta que llega una época de nostalgia en la que nos decimos… ¿y por qué no recuperar aquello que nos mantenía entretenidos y felices durante tardes enteras?

Todos aquellos que han vivido ese momento de recuperación de la infancia y de resurrección del niño interior saben que hablar es más fácil que hacer. En el caso de los coches RC, no basta con decir que uno quiere aficionarse de nuevo a ellos; hay que ser consciente de que el mercado de hoy en día no es el que había hace unos años, y que hay que informarse bastante sobre la oferta del mercado para llevarnos a casa exactamente el coche que queremos. Factores como las marcas, el tamaño o el tipo de motor son muy importantes.

Consejos para comprar el mejor coche RC

Para decidir qué coche RC queremos llevarnos a casa, primero tenemos que plantearnos para qué vamos a utilizarlos. Existen coches por algo menos de 100 euros y por más de 1000. Estos últimos son coches muy complejos que suelen utilizarse en carreras profesionales, por lo que si planeas utilizarlo a nivel “amateur”, no te compliques la vida y busca alguno barato (que cumpla con todas las prestaciones que necesites o desees).

Una de esas prestaciones es el tipo de motor que compras: eléctrico o nitro. Los motores eléctricos se clasifican en motores con escobillas (brushed) y motores sin escobillas (brushless). En general, los segundos son más rápidos, aunque también más caros. En cuanto a los motores nitro, también suelen ser muy rápidos; hay que rellenarlos con combustible, mientras que los eléctricos tienen que cargarse conectándolos a la corriente eléctrica.

Por último, también tienes que decidir qué tamaño de coche RC quieres. El modelo más habitual es el de escala 1:10, aunque los puedes encontrar desde 1:64 hasta 1:3. La gran ventajas de los 1:10 es que como son los más comunes es mucho más fácil encontrar circuitos donde correr o competir.

Con la compra no tiene que acabarse la experiencia de conseguir un coche RC perfecto. Mucha gente les va incluyendo mejoras con el paso del tiempo y los personaliza a su gusto. Si decides tocar el motor, comprueba siempre que funcionará con el control.
Antes de acudir a la tienda, te aconsejamos que establezcas un presupuesto más o menos concreto para no gastarte más de lo que puedes permitirte o volver a casa con un coche peor de lo que podrías comprar.

Category: Consejos
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.You can leave a response, or trackback from your own site.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>