Archive for » mayo, 2015 «

Cómo ahorrar energía en casa

Evitarnos gastar unos centimillos porque hemos sabido encontrar la mejor oferta es algo que a todos nos gusta. Pero no todo se reduce a las ofertas y los descuentos. A veces la clave del ahorro está en saber optar por la decisión más inteligente a largo plazo y, eso, en términos de hogar, se traduce en comprar la nevera más eficiente y no la más barata, por ejemplo. Porque a largo plazo se acaba pagando el pato y eso que al principio vimos como un ahorro acaba siendo más bien un lastre (lastre con frecuencia mensual, además, cada vez que el cartero nos deja la factura en el buzón). Por eso hay que ahorrar donde convenga y no comprar lo más barato porque sí.

Pues bien, decíamos, no todo es comprar barato para ahorrar en el consumo doméstico porque a continuación os traemos un listado de elementos que os van a ayudar a ahorrar energía como se debe ahorrar:

 

1. Luces LED

Cada vez más los Ayuntamientos están optando por este método de iluminación porque es mucho mas barato. Dura más años, consume menos vatios, es igualmente útil… Si un Ayuntamiento, con lo que gasta en alumbrado, opta por las luces LED ¿quizás que tú también te lo plantearas, no? Empresas como Philips tienen una amplia oferta en luces LED y seguro que vas a dar con aquellas que se ajusten más al estilo de tu casa. Sea cual sea la estética, el ahorro va a ser seguro.

Philips

 

2. Lámparas de ahorro de energía

Por poner un poco de contexto. Las lámparas de tubos rectos fluorescentes se presentaron en Nueva York en 1939. Las lámparas de ahorro de energía son su versión mejorada. Algunos llaman a este tipo de lámparas de forma más o menos precisa “bombillas ecológicas”. Sea como sea el ahorro es muy importante frente a una bombilla de toda la vida. Philips también las fabrica y tiene años de experiencia en el mercado, así que es una buena opción de marca por la que apostar.

 

3. Fluorescentes

Son un clásico, casi. Un fluorescente en una estancia que sea amplia es una muy buena opción. Iluminas más con menos. Ademáscon respecto a las bombillas tradicionales el ahorro de energía es muy notable. Ahora bien, con los fluorescentes hay que tener en cuenta que no se puede ir encendiendo y apagando todo el rato la luz, porque de ese modo el gasto crece (cuando más gasta un fluorescente es cuando se enciende, después mantenerse encendido gasta muy poco). Los fluorescentes son ideales para espacios como las cocinas donde no hay luz natural, que necesitan de una fuente constante de luz artificial. Para casos como éste, un fluorescente “es tu hombre”.

 

Vinilos decorativos: por qué te vas a enamorar de ellos

Muchas son las personas que se interesan por los vinilos decorativos de pared. ¿Por qué? Bueno, las razones son múltiples. Pero si aún no los conoces suficientemente te traemos un pequeño catálogo de razones por las que si estás decorando tu hogar no puedes dejar de tener en cuenta los vinilos decorativos de pared. ¿Por qué enamorarte de ellos?

Vinilos decorativos paisaje urbano Madrid

  1. Es una de solución decorativa tremendamente encantadora

Los vinilos decorativos de pared son la solución perfecta. Cuando instalas uno sobre una pared del comedor, por ejemplo, la estancia gana en personalidad y estilo y, en pocas palabras, adquiere ese carácter que la acaba de convertir en un espacio que realmente llama la atención. SI tienes un vinilo en casa no habrá invitado que te visite y no te pregunte dónde has conseguido ese paisaje hermoso (entre otros miles de vinilos) que alegra tu comedor.

  1. Baratos y cómodos de instalar

La sencillez de los vinilos es una de las cosas que te enamorará. Sólo tienes que asegurarte de que la superficie donde lo aplicarás está limpia y, acto seguido, adherir tu vinilo. No tiene más. A diferencia de otras técnicas decorativas como la pintura o el estuco o la instalación de molduras o paneles… con un vinilo decorativo puedes cambiar mucho el aspecto de tu hogar sin tener que invertir más que unos minutos. O en otras palabras, tardarás más en decidir qué vinilo te gusta más de entre todos los disponibles que lo que tardas en instalarlo. Y una vez puesto, a admirarlo cada vez que pasas por delante. Por supuesto el precio de un vinilo es mucho inferior al coste que tendría aplicar estuco veneciano en las paredes de tu comedor.

  1. En la variedad está el gusto

Para el garaje los vinilos decorativos de pared con temática de vehículos son ideales, para la habitación del niño los vinilos de animales son ideales, y para la cocina nada más útil que un vinilo que sirve como pizarra o que se inspira en los chefs franceses. Dicho de otra forma, siempre vas a encontrar el vinilo que te encaje con lo que estás buscando, ese vinilo que resulte adorable y distinguido y aporte personalidad a cada una de las habitaciones en las que decidas ponerlo.

  1. Crea espacios únicos

Tu casa es tu casa y debe reflejar tu estilo. Al menos ésa es la clave por la que muchos decoradores se rigen: se trata de crear espacios a medida de los propietarios, adaptándose a sus necesidades y sobre todo a sus gustos. No hay modo más fácil de hacerlo que con un vinilo. Estos vinilos decorativos de pared pueden ser la llave que abra la cerradura de un universo magnífico y único en el que tú seas el/la único/a señor/a del reino. Sirva mejor un ejemplo, un vinilo de la colección de LokoLoko con un castillo japonés como motivo. No hace falta más que ver las imágenes para darse cuenta de que el rincón del hogar que cuenta con ese vinilo de inspiración es un espacio único como pocos. Y puedes tenerlo en tu casa.

vinilos decorativos castillo japonés

En resumen, los vinilos decorativos de pared son todo un mundo de color y de sensaciones y de practicidad que no debes perderte si estás redecorando tu hogar.

Tipos de cerveza, artesanal o no

La cerveza artesanal es una delicia histórica que nos viene acompañando desde antiguo, desde que aquellos listos egipcios chocaran las primeras jarras de cerveza. Sobra decir, claro, que aquel primer jugo a base de cebada era elaborado de modo artesanal, con la abnegación y reducido volumen de producción que este tipo de elaboración implica.

Los siglos han pasado pero las cosas no han cambiado demasiado. Hoy en día seguimos pudiendo disfrutar de cerveza artesanal, elaborada con mimo y permitiendo fórmulas personalizadas que no podemos encontrar en la cerveza elaborada industrialmente y en grandes cantidades. La cerveza artesanal siempre ha tenido (y tendrá) un punto especial que la hace única, el ingrediente de poder sorprendernos con una cerveza con toque de cereza por ejemplo. O ese sabor tan típico de la artesanal, más limpio y más puro, más contrastado en el paladar y haciendo realmente chispeante eso de darle un trago a una birra.

Craft_Brewery

Sea como sea hay algo básico. Existen varios tipos de cerveza y eso determina su sabor. Ya se trate de una elaboración artesanal o de una industrial, hay pasos de producción que tanto en lo uno como en lo otro marcan mucho la huella del sabor que va a adquirir esa cerveza una vez finalice el proceso de elaboración. Vamos con los principales tipos de cerveza, pues:

  1. Cervezas de baja fermentación

Se caracterizan por tener un color claro, de ahí que se las llame “rubias”. Lo que las distingue, a nivel de fórmula, es que se elaboran a partir de malta clara y, punto importante, con levaduras que actúan a baja temperatura. ¿Y qué es “baja temperatura”? Pues una levadura que hace de las suyas entre los 6ºC y los 10ºC. Geográficamente, ¿hay algo relevante? Pues sí, no tanto en la procedencia de los ingredientes sino en el predominio que este tipo de cerveza tiene concretamente en Bélgica: el 75% de las cervezas de origen belga son de baja fermentación. En general las cervezas de baja fermentación son las más consumidas en el mundo y algunas de las marcas cerveceras que se inscriben en esta tipología son la Pilsner, la Vienna, la Export o la Lager.

  1. Cervezas de alta fermentación

La lógica ya lo indica. Por contraste con las cervezas de baja fermentación, las de alta fermentación tienen un color más oscuro, ya que se elaboran con maltas más oscuras. El método es diferente, también. Las cervezas de alta fermentación se elaboran mediante infusión, frente a la decocción de las cervezas de baja fermentación. Pero centrándonos sólo en las cervezas de alta fermentación, ¿qué ocurre con sus levaduras? Pues actúan a temperaturas elevadas, entre los 14ºC y los 20ºC. El tiempo de fermentación es de 5 días como máximo. Y no nos olvidemos los ejemplos. Buenos representantes de la cerveza de alta fermentación son los botellines con los nombres Ales, Trapenses, Abadía o Weizenbier.

  1. Cervezas especiales

Dar una explicación de ellas no tiene mucha dificultad: se trata de cervezas que en su fórmula cuentan con una mayor cantidad de lúpulo o de alcohol. Su receta o resultado es “especial”, pues.

  1. Cervezas espontáneas

Nuevamente Bélgica vuelve a ser tierra de referencia, ya que es en Bélgica y alrededores donde se elabora la cerveza espontánea. ¿Qué tiene de “espontáneo”? Pues que no es la más o menos predecible levadura la que produce la catarsis. El elemento encargado de fermentar los ingredientes es el microambiente de las microcervecerías donde se elabora la cerveza espontánea. Al contacto con el aire, todo cambia. Otro elemento diferencial, que marca la diferencia, es el uso de trigo de candeal, ingrediente que no se usa en los otros tipos de cerveza. Además algunos tipos de cerveza espontánea fermentan después de que se añada fruta a la receta, dando lugar a cervezas con personalidad propia.