Archive for » noviembre, 2014 «

Regala momentos agradables, regala cafeteras

Sí, sí, ya sabemos que muy probablemente habrás visto el anuncio de George Clooney incitándote a que compres las cápsulas de café de esa marca concreta…

Pero si te proponemos lo de la cafetera no es porque vaya a venir un muchacho de buen ver a comprobar si le dejas la última cápsula de la caja (eso dependerá de cada casa, por supuesto).

Tampoco se trata de que regales cafeína a mansalva y para todos, porque tu sobrina de cinco años seguramente va a ponerse como una moto y no va a poder apreciar la calidad del café. Ni ella ni su familia que estará despierta a las tres de la mañana mientras la nena da vueltas como un auto loco por el salón…

Comentarios jocosos a un lado, hay que decir que regalar una cafetera no es como regalar cualquier otro pequeño electrodoméstico, por ejemplo una batidora de mano o una tostadora. No se trata de esa tendencia antaño sexista ni tampoco de esa falta de originalidad mínimas, es algo muy diferente. Cuando regalas una cafetera no estás regalando el objeto en sí, estás regalando lo que se puede hacer con ella. Esos cafés deliciosos cuya espuma deleita los sentidos. Esos ratos tras la comida, a media tarde o por la mañana en que uno se sienta a saborear un café con calma y calentándose las manos con la taza. Eso es calidad de vida. Eso es un carpe diem en toda regla al que habrás contribuído de forma muy importante. Y eso sí que es un regalo de verdad.

Olvídate de corbatas, de libros, de perfumes… y navega un poco por Internet porque en las tiendas de electrodomésticos online vas a encontrar unas ofertas fantásticas en cafeteras, aparte de unos diseños preciosos. Así que ya sabes qué puedes hacer para poner tu granito de arena en construir la felicidad diaria de amigos y familiares. ¡Regala cafeteras! No vendrá George Clooney, pero ni falta que hace.

Fuente: http://www.kitchenit.com/

 

Category: Regalos  Leave a Comment

El placer de un buen vino

El vino es un gran producto de la tierra. Desde el Mediterráneo a Napa Valley, California, los viñedos forman parte de la cultura gastronómica del lugar. No en vano las Denominaciones de Origen son algo muy valorado, pues diferencian a un vino cualquiera de uno de gran calidad.

Un caldo tiene muchos matices que lo diferencian de otro y hay cantidad de factores que influyen en la obtención de un vino de esos para quitarse el sombrero o, mejor, de rellenar la copa. La cantidad de precipitaciones caídas ese año, la temperatura, el tipo de suelo, el nivel de azúcar que adquiera la uva… todo juega un papel. Y una vez servido en la copa, el vino despliega muchos más detalles. No siempre es fácil apreciarlos todos, especialmente si se es neófito en esto de las degustaciones, así que lo que hace falta es entrenar la nariz y el paladar para poder apreciar la calidad de los buenos caldos. Existen cursos de cata de vinos o, algo más accesible, tutoriales en Internet como éste:

 

La cultura popular es sabia y por eso ha reflexionado sobre el vino con refranes como el siguiente: «Aceite y vino, bálsamo divino». Y tal dicho no está desapegado de la realidad. Los chefs de alta cocina reconocen ampliamente cómo de importante es seleccionar un buen aceite o un buen vino, o los dos a la vez, para elaborar una gran receta. De hecho una de las gastronomías más valoradas a nivel internacional, la francesa, tiene una receta emblemática basada enteramente en el vino: el coq au vin o pollo al vino. Y es que el vino, solo o acompañando a otros elementos, es una gran victoria para el paladar.

A la hora de degustar el vino en casa es importante hacerse con buenos caldos, por supuesto, pero igual de importante es conservarlos en las condiciones más adecuadas. No es porque sí que las bodegas velan tanto por las condiciones de humedad y luz en las que los vinos envejecen. Trasladando ese mimo al hogar, un elemento muy preciado son las vinotecas. Son el espacio perfecto para dejar reposar un buen caldo hasta que llegue la ocasión adecuada para degustarlo y son más baratas de lo que a priori pudiera parecer. En catálogos de electrodomésticos online como kitchenit.com vas a poder mirar precios y características y decidir qué vinoteca es la más adecuada para tu hogar.

Baco dios del vino

Baco, dios del vino

Porque difícilmente tendrás espacio como para albergar una bodega del tamaño de las de Napa Valley. Pero con una vinoteca ya no tienes excusa para no dedicar al vino ese culto que se merece. De hecho los romanos tenían un dios del vino, Baco, y le rendían verdadero culto con grandes fiestas de frenesí y alcohol, las bacanales.

Quizás no hace falta llegar tan lejos pero el caso es que una copa de buen vino puede ser algo delicioso. Y la vinoteca bien puede ser el altar de tus botellas más sagradas.

Fuente: KITCHENiT.com

Ilumina tu casa como si fuera un plató de cine

Esto no es un test psicológico pero puede que te recuerde a uno. Se trata de que observes la siguiente imagen y digas qué te sugiere.

Matmax . Loft industrial Empty

¿Tu respuesta ha sido algo como “una caja de zapatos gigante”, “un desastre”, una “fábrica vacía”? Es posible. Y no te falta razón. El aspecto no invita a nada. Pero con algo de imaginación este lugar inhóspito puede convertirse en algo decente, incluso en un hogar. Un ejemplo es el siguiente loft ubicado en el centro de Barcelona, un hogar amplio con un acabado industrial muy excitante y con cantidad de espacio para que hagas con él lo que quieras, lo que se te pase por la mente

Matmax - Loft industrial en Barcelona

¿No está nada mal, verdad? Las posibilidades que te ofrece como hogar son tan excepcionales y amplias que casi no podrás pensarlas todas. ¿Te apetece poner una galería de arte? Ponla e invita a quien quieras porque hay muuucho espacio para recibir visitas y para colgar obras. ¿Te ha inspirado la foto y te ves aparcando tu colección de motos en casa? Sin problema. ¿Que quieres organizar tu propio festival de cine, instalar un proyector colosal en la sala de estar e invitar a cantidad de amigos cinéfilos para que hagan de jurado? No encontrarás mejor lugar donde hacerlo.

Los loft son una opción genial, versátil, personalizable al extremo y, por qué no, una muy buena opción para compartir piso pero sin renunciar al espacio propio y la intimidad que a veces se nos escapa cuando vivimos con cuatro colegas en un pisito. El look industrial de muchos de los loft es un lienzo fantástico sobre el que crear. Con telas como edredones y cortinas largas y vaporosas de colores morados, por ejemplo, se puede crear una sensación tan acogedora e intensa a la vez que te va a sorprender lo mucho que gana en apariencia. Tejidos como el algodón en fundas de sofá o sábanas, con colores blanco o beige, aportarán calidez y sensación de calma y contrarrestarán la posible imagen de dureza que ofrezca el loft. ¿Qué más le dará vida a tu hogar? Pues la iluminación, sin lugar a dudas

Una casa de este tipo es el espacio perfecto para ser excesivo y obtener un resultado inigualable. Dado el toque industrial del loft, nada te va a lucir tanto como unos focos o proyectores. Puede sonar a locura pero no lo es para nada. Con unos puntos de luz bien distribuidos y dramáticos como los proyectores subacuáticos de matmax, por ejemplo, vas a obtener una estética que no tienen ni en Hollywood, ni en los mejores platós de la época de la RKO.

Puede que seas un descreído de los loft pero con esto vas a recuperar la fe. Ilumina tu casa como si fuera una casa de cine y vas a disfrutar de ella más que en tu vida.

Fuente: matmax